¿Quién paga los platos rotos?

Los piqueteros de Entre Ríos, el gobernador Busti, el presidente Kirchner y el ministro del interior demostrarán su espíritu ecologista haciéndose cargo personalmente del costo de la estrategia elegida y/o tolerada, según el caso, para protestar por la instalación de las pasteras sobre el Río Uruguay.

Obvio que no nos van a trasladar el costo de los reclamos por daños y perjuicios a uruguayos, argentinos, chilenos, brasileros, etc., que fueron perjudicados por las protestas ¿o si? Si tienen principios de respeto a la naturaleza supongo que también los tendrán de respeto a su congénes ¿o no?

Busti ¿es o se hace?

Para el gobernador Jorge Busti, otrora promotor de la instalación de pasteras en Entre Ríos, hoy firme defensor de la premacía de los pajaritos y las flores, los piquetes en la frontera con Uruguay sirvieron para “instalar” la lucha contra la presencia de las plantas sobre el Río Uruguay como una “causa nacional”. Así somos los argentinos del siglo XXI, el delito nos convoca y la chantada nos dignifica.

Dijo algo más don Busti: “Es necesario mostrar hacia afuera un frente unido, como se vio en la Cumbre del Mercosur en Córdoba”. Chucrut con dulce de leche ¿no? Y pensar que llegó a gobernador. No sólo eso, sino que fue reelecto. Me parece que tiene todas las condiciones para llegar a presidente.

¿Qué reclama Moyano?

Los sindicalistas oficialistas encabezados por el impune y subsidiado Hugo Moyano deberían explicar en la mesa de la negociación salarial por qué reclaman aumentos si se supone que los precios no suben gracias a la eficiencia de la policía de los precios. O tal vez no sea la realidad de todos los días (que nos muestra subas siderales de precios) la que nos engaña, sino las estadísticas oficiales. En ese caso debería explicar por qué es oficialista. A lo mejor estoy siendo demasiado ingenuo dando por sentado que los sindicalitas deben defender intereses de los sindicados.

Todo puede ser. De cualquier modo el sector empresario está mas enamorado de las políticas oficiales que el propio Moyano, lo que asegura la armonía general en el país en serio. ¿O no?

La más importante frontera de la libertad: la educación

Juan Manuel Cao, el periodista cubano exiliado en Miami que le preguntó a Fidel Castro cuándo liberaría a Hilda Molina, provocando la ira del dictador, dio en el clavo ayer en Hora Clave cuando le preguntaron por la educación gratuita que esgrime el castrismo y sus cómplices argentinos como contrapartida a la opresión que se vive en la Isla. El precio por educarse en Cuba es vender el alma. Los niños son obligados a jurar lealtad a la religión comunista y no adscribir a la sarta de estupideces que esa religión propone significa una mancha en el “prontuario” que de cada cubano lleva el gobierno, lo que luego provoca no ser aceptado en el sistema educativo. La educación en Cuba es la más cara del mundo.

Esto debería llevarnos a reflexionar sobre nuestra propia educación gratuita. No es tan cara como la de Cuba, pero igualmente implica ceder a los órganos políticos el control del pensamiento. Si no es para jurar lealtad a un líder, como de hecho ocurrió con el peronismo, es para adscribir a cualquier historia oficial o para omitir el conocimiento sobre el Estado como amenaza a la libertad y la propiedad privada. Nuestro sistema educativo es en el mejor de los casos neutro en lo que debiera tomar partido que es la relación del individuo con el Estado.

Pagar por la educación otorga independencia. El boletín oficial gratis es peor que un diario independiente pago, eso lo sabemos todos. Pero cuando se trata de la educación que es algo más básico, el problema no se ve. A mucha gente le cuesta pensar sobre la necesidad de separar a la educación del Estado justamente como consecuencia de esa programación por acción u omisión que ser recibe como si fuera gratis.

¿Y qué pasa con los que no pueden pagar? ¿No podrían pagar acaso si la mitad de sus ingresos fueran liberados del asalto estatal? Hay ejemplos de educación independiente, paga, de buena calidad para los pobres como la que mencionó Natalia Rodriguez Beluardi en este blog. ¿No merecen ellos recibir educación libre? No solo lo merecen, es su necesidad más imperiosa. Lo gratis es caro, liberémonos de la programación.

Ladroncillos en la red

Todo lo que se publica en el blog puede ser reproducido citando la autoría y agradezco que lo sea. Lo que no es honesto es tomar cosas de aquí y difundirlas como propias. Eso ocurrió hace unas semanas con el post sobre el viaje de Hebe de Bonafini pagado por nosotros. Alguien lo tomó, le quitó la introducción y dejó la foto que edité yo mismo, distribuyéndolo como si le perteneciera.

En un blog llamado “La opositora” se lo copia, a la vez que se agradece su suministro a un tal IGBS. Hice un comentario al post aclarando la situación, sin dudar de la buena fe de la autora del blog, pensando que lo publicaría y haría las correcciones del caso. No lo hizo, ni contestó un mail mío posterior. Hace mucho que no postea así que existe la posibilidad de que no se haya enterado.

Para quién sea el responsable doloso de este afano, las truchadas no me gustan, menos de gente que pudo haber compartido el contenido de ese post. Es incoherente.

Agregado el 27 de Julio: Me escribe Nadia Ceratti, “La opositora”. Tal como había pensado así como recibió al mail de IGBS lo reprodujo sin saber su origen. A su vez es muy posible que IGBS tampoco sepa de dónde viene la cosa. Le creo a Nadia y como lo pensé hacía mucho que no revisaba su blog por lo cual se enteró tarde de la cuestión, que sirva este post para que el autor original de la copia se de cuenta de que eso no se hace; “¡chico malo!”

Paro del campo, enojo y dignidad

Me gusta ver empresarios enojados. No porque disfrute el enojo, sino porque valoro la dignidad. El berrinche presidencial contra todo el mundo termina siempre en una cabeza agachada y en silencio, signo evidente de trastes sucios o cobardía patológica.

Los dirigentes de las Confederaciones Rurales Argentinas que convocaron al paro (lockout en realidad) agropecuario que empezó ayer y termina el martes se refirieron a los aprietes que recibieron el viernes compradores en Liniers de funcionarios que oficiaron de policía política, para distribuir compulsivamente las ventas de ganado entre el viernes y mañana. A los aprietes les llamaron aprietes, toda una novedad en el ambiente empresario. Podrían enseñarle bastante al profesor Feranndo Ruiz, autor de ese informe tan oficialista que podría ser tapa de Página 12, sobre lo seguro que es opinar en la Argentina. Y si no le basta esa lectura le sugiero la de la nota de Jorge Oviedo en La Nación. Observar la realidad le va a servir más que forzar estadísticas.

Pero el campo al final se enojó y habla con las palabras que utilizaría cualquier persona de bien, como las que había antes ¿se acuerdan?, frente al poder cuando abusa. Hablan como gente que no tiene nada que esconder. La Argentina que fue. Si pelea lo suficiente, vuelve.

Visitantes del blog

Los que pueden ver en el mapa son los últimos visitantes del blog según Geovisitors a las 2.30 de la mañana del domingo.

El link de geovisitors está en la columna de la derecha abajo. El sistema muestra con su ubicación en el mapa a cada visita que recibe el blog y se lo puede consultar en cualquier momento.

A algunos los veo seguido, como por ejemplo al lector de la Florida, al de Colombia, al de Toronto, al de California y a los de España y por supuesto a los argentinos. Hay un lector nuevo de la India; bienvenido. Me gustaría saber más de todos ustedes y desde ya les agradezco por pasar por el blog.