"La vieja historia de la oferta y la demanda" o la magia kakista

Los noticieros le dedican mucho espacio a los destrozos del granizo kakista, como lo hemos bautizado.

Sandra González que representa una asociación de consumidores denominada ADECUA advierte sobre posibles “abusos” de precios de parabrisas y lunetas ante la avalancha de automovilistas que quieren repararlos. Una chica de canal 9 dijo “espero que no vengan de nuevo con esa vieja historia de la oferta y la demanda”.

Aprovechemos para ver si conseguimos que en el ministerio de opresión económica se entienda qué cosa son los precios, y de paso la chica de canal 9 y Sandra González.

En este momento hay una cantidad de parabrisas en stock disponibles para ser utilizados. No hay malabarismo de precios que pueda cambiar la composición de ese stock en este momento. Si el vendedor de parabrisas no pone un precio tal que la oferta y la demanda en este momento se igualen, tendrá colas de automovilistas a los que no podrá satisfacer, pero no puede duplicar los parabrisas que tiene. Sólo se puede actuar para que haya más cantidad de parabrisas lo antes posible y para que quienes se dediquen a cambiarlos trabajen día y noche hasta satisfacer la demanda. Ese es el problema económico, no el precio. El precio es el mecanismo que pondrá en acción a la producción con mayor o menor celeridad de acuerdo el nivel que alcance.

Ahora bien, si el precio no se modifica el ritmo normal de producción y/o distribución de los parabrisas no aumentará, con lo cual la solución a la demanda aguda actual se demorará. Si el precio sube, los talleres trabajarán toda la noche y los parabrisas se entregarán antes, por eso es la mejor alternativa ante la emergencia. Presionar para que los precios se mantengan es lo peor que se puede hacer.

¿Lo entenderán así? El precio sube en beneficio tanto del oferente como del demándate. “La vieja historia de la oferta y la demanda” es difícil de aceptar para los que prefieren confiar en la mucho más vieja historia de las apelaciones a los dioses y demonios.

4 thoughts on “"La vieja historia de la oferta y la demanda" o la magia kakista

  • July 26, 2006 at 8:19 pm
    Permalink

    No me van a decir que Argentina no es un país extraordinario, ¡por dió!

    Estamos convencidos de que, al igual que la ley de la gravedad, “la vieja historia de la oferta y la demanda” es parte del plan global de EEUU para conquistar al mundo.

    Reply
  • July 26, 2006 at 11:27 pm
    Permalink

    jaaaaaaaa

    el dinero es sucio y querer ganarlo esta mal, un poquito puede ser, lo normal como para que alcanze para todos, querer ganar mucho dinero te hace chancho (o garca como le dicen por aquí)

    es como la masturbación, decia un cura en su escuela “es verdad lo que dicen los medicos, no te salen pelos ni te quedas ciego, pero no mas de tres veces al dia, sino vas a arder en el infierno.

    eso de la oferta y la demanda he un cuento, acaso jesus no hecho a los mercaderes del templo, eso esta mal, ya van a ver malditos consumistas materialistas y degenerados le va a pasar lo mismo que a sodoma y gomorra, que a babilonia y a roma. Esos sinverguenzas con sus libros de Adam Smith y el evangelio del gran traidor judas. Wall Strett va a arder!

    no hay complot son solamente unos cerdos materialistas.
    Pero gracias a dios existe la santa inquisison de los defensa de los consumidores, y el santo control de precios.

    Viva Fidel, que dios los bendiga.
    amen.

    Reply
  • July 26, 2006 at 11:33 pm
    Permalink

    Economia 1 lecciòn 1….algùn dìa entenderàn que un precio es el número al cual hay oferta de producto pero además se realizan las transacciones…a 1 millon de dolares Mercedes benz ofrecerà toda su producciòn pero nadia la comprara y si le fijan el precio a 500 dolares habra colas interminables para comprar y mercedes no ofrecera los autos, conclusiòn nadie puede comprarlos…
    Con los parabirsas okurrira lo mismo….aprobaràn un subisidio para la compra de parabrisas tambìen??….

    Reply
  • July 27, 2006 at 12:19 am
    Permalink

    Ya lo deben estar pensando, no se van a perder oportunidad de hacer demagogia. Oí a un abogado “josé accidente de tránsito” que decía que se podía demandar al servicio meteorológico o a la ciuad por no haber avisado del granizo!!! Menos mal que nunca quise ser profesor, porque a ese tipo lo bocho y lo hago echar de la facultad!!! Pero hoy endía es posible que llegue a decano y que por obra y gracia del CELS llegue a la Corte.

    Reply

Leave a Reply