Juan Manuel Cao, el periodista cubano exiliado en Miami que le preguntó a Fidel Castro cuándo liberaría a Hilda Molina, provocando la ira del dictador, dio en el clavo ayer en Hora Clave cuando le preguntaron por la educación gratuita que esgrime el castrismo y sus cómplices argentinos como contrapartida a la opresión que se vive en la Isla. El precio por educarse en Cuba es vender el alma. Los niños son obligados a jurar lealtad a la religión comunista y no adscribir a la sarta de estupideces que esa religión propone significa una mancha en el “prontuario” que de cada cubano lleva el gobierno, lo que luego provoca no ser aceptado en el sistema educativo. La educación en Cuba es la más cara del mundo.

Esto debería llevarnos a reflexionar sobre nuestra propia educación gratuita. No es tan cara como la de Cuba, pero igualmente implica ceder a los órganos políticos el control del pensamiento. Si no es para jurar lealtad a un líder, como de hecho ocurrió con el peronismo, es para adscribir a cualquier historia oficial o para omitir el conocimiento sobre el Estado como amenaza a la libertad y la propiedad privada. Nuestro sistema educativo es en el mejor de los casos neutro en lo que debiera tomar partido que es la relación del individuo con el Estado.

Pagar por la educación otorga independencia. El boletín oficial gratis es peor que un diario independiente pago, eso lo sabemos todos. Pero cuando se trata de la educación que es algo más básico, el problema no se ve. A mucha gente le cuesta pensar sobre la necesidad de separar a la educación del Estado justamente como consecuencia de esa programación por acción u omisión que ser recibe como si fuera gratis.

¿Y qué pasa con los que no pueden pagar? ¿No podrían pagar acaso si la mitad de sus ingresos fueran liberados del asalto estatal? Hay ejemplos de educación independiente, paga, de buena calidad para los pobres como la que mencionó Natalia Rodriguez Beluardi en este blog. ¿No merecen ellos recibir educación libre? No solo lo merecen, es su necesidad más imperiosa. Lo gratis es caro, liberémonos de la programación.

Categories:

10 Responses

  1. creo que con cara te referis al costo en la “programación” (se me hace que ya lei esa palabra por aqui) de la gente, o desinformación (creo que tambien se me hace familiar ese termino). Pero las escuelas privadas aún con subsidios representan un gran ahorro para los fondos públicos.

    El gran problema de nuestra educación gratuita, o de la universidad para ser mas preciso, es que los pobres no van a la universidad, no tienen dinero ni para pagarse el boleto del colectivo ni las fotocopias, pero con sus impuestos le pagan la universidad a los ricos. En el resto del mundo se preguntan como es posible que la gente quiera una universidad gratuita para los ricos, a la cual los pobres no asisten, pero les subsidian (cual plan jefe de hogar) el gasto a los que van a clases en BMWs (lo de los BMWs es una exageración del primer mundo pero vale).
    En el primer mundo (y tal vez gran parte del tercero) las clases media y alta pagan un arancel que se usa exclusivamente (según tengo entendido, no soy experto) para pagar las becas para los pobres (pobres que por supuesto no pagan arancel), y la clase baja contenta, la clase media le paga la educación a sus hijos.

    Imagino a un hombre que vive en una villa miseria y que trabaja de cartonero, resignado a que sus hijos no van a ir nunca a la universidad, si supiera que con un arancel sus hijos tendrían la posibilidad (si son inteligentes) de conseguir una beca (una beca util, no esa miseria de 150 que no alcanza) que los salve.

    Ahora hay un problema, en Argentina hay una gran clase media, bastante resentida, que no creo que tenga ganas de hacer un pequeño sacrificio por los mas necesitados, por los cartoneros, y ellos viven en una miseria tan grande que no saben lo que sucede, y tampoco tienen ganas de saber, la resignación es su forma de vida.

    uy no se si respete el tema del post pero me salio esto…

  2. Quiero salirme del aspecto económico Javier. El fondo del asunto para mi es la intromisión del estado en la educación. En mi opinión es más incompatible la política con la educación que la política con la religión. Mi planteo es que el costo de la educación gratuita, además del económico que es muy alto y seguro que más alto que si lo pagaran quines la utilizan, es el costo de entregar ese principio y comprometer el conocimiento y la visión de toda la sociedad poniéndola en manos de un mandamás. Ese es el costo mayor.

  3. Estoy absolutamente de acuerdo con vos, José: la cuestión no es solamente de eficiencia económica o de asignación del gasto.
    Nos situemos en la hipótesis de que una agrupación católica propugnara imponer la educación religiosa en las escuelas públicas y privadas. En ese caso, además de calificarse la iniciativa de reaccionaria, troglodita y muchos otros adjetivos peores, se diría con razón que atenta contra las libertades de conciencia, de cultos y de aprender, que suponen el derecho de los niños y de sus padres a que no se imponga a los educandos un culto oficial.
    Muy bien: precisamente de eso se trata la nueva religión laica marxista o filomarxista. La circunstancia de que en ese culto no esté Dios es accesoria. La ideología marxistoide, que se mete a presión como contenido obligatorio a los niños, por sobre la voluntad de los padres y a veces de los propios adolescentes, tiene todas las características de un culto oficial.
    Un ejemplo son las bases del proyecto de nueva ley de educación, firmadas por Kirchner e inspiradas por Filmus; bajo su cáscara “participativa”, están inspiradas en una ideología totalitaria. El derecho constitucional de enseñar y aprender -entendido, en nuestra constitución liberal, como una libertad (art. 14)- es concebido en el proyecto como un “derecho social”; el antineoliberalismo, pasa a ser una suerte de “doctrina oficial”; el conocimiento no es un derecho de los individuos o un resultado de la inversión voluntaria en la propia capacitación, sino un “bien público” (más o menos lo mismo se dice en Cuba).
    Esa religión oficial que se quiere imponer, ¿no atenta contra la libertad de conciencias? ¿Los hijos cuyos padres sean liberales, o por criterio propio compartan el liberalismo, tendrán que disimularlo como en Cuba? Los padres que sean católicos, y consideren que impartir o no “educación sexual”, y en caso afirmativo, con qué alcance y contenidos, les compete a ellos, ¿tendrán que subordinar sus creencias a las concepciones del papá Estado?
    Inclusive quienes no sean creyentes, deben poner las barbas en remojo.

  4. El comentario anterior lo borré porque estaba duplicado. Por lo que decís Julio es que creo que educación y estado no pueden ir juntos. No existe “la educación” ni “la información”. La única forma de mejorar en conocimientos y en información es mantener plurales las fuentes. El Estado no debe intervenir en eso. Ni siquiera para enseñar lo que a nosotros nos guste.

  5. totalmente de acuerdo en lo político, tengo en mis manos el proyecto o mejor dicho manual que se le entrego a todos los maestros del país con respecto a la nueva ley de educación, y como era de esperar hay mucha bajada de linea ideológica, mucho palo al liberalismo diciendo literalmente que combina crecimiento con pobreza y exclusión, promueve la idea que desde el norte nos quieren “mercantilizar” o privatizar la escuela para… bueno el cuco la carnalidad etc.

    pero tengo la impresión que (uds, amigos) estan observando desde un lugar utopico o reinventando la rueda.
    Segun la sociología la funcion de la escuela (lejos de la legal “enseñar ciencias”) es la de normalizar, imponerte la norma social dominante.
    Y la norma dominante en nuestra sociedad es el autoritarismo. Si escuchan a los maestros o a los padres (creo tampoco hice una encuesta) los complace el discurso oficial, capaz que aplauden la gran solución de filmus “obligatoriedad de la secundaria” ??!!
    Comparemos el proyecto actual con el gigantesco proyecto de Sarmiento y Roca, eso si que fue artificioso, admirable lo admito, pero torcio o creo una forma de pensar nueva para la plebe.
    que le a los niños le meten la ideología actual a presion? si por supuesto eso sucede en todo el mundo, en usa los conservadores avanzaron tanto que tienen metodos para detectar cuando un chico tiene tendencias homosexuales y corregirlo inmediatamente con no se que tecnica sicologica. Y todo es explícitamente religioso, no se disimula nada, en ninguna parte, en usa bush impuso enseñar una teoría pseudocientifica alternativa al big bang y darwin “diseño inteligente” creo que se llama. Y aquí la educacion es un derecho divino a lo largo de toda la vida, “toda la vida” literal del gobierno.
    Todas las escuelas del mundo son lavacerebro “programadoras” por eso somos anarquistas, o acoso jose vos sos anarquista solo en lo económico.
    Tal vez soy muy esceptico pero creo que el cambio no esta en la política, tengo mis esperanzas puestas en la nueva cultura global.

    “la escuela sirve para reproducir el modelo social” bueno talvez cambie el modelo social en algunos años.

    pd: julio como se escribe big bang?

  6. Javier, no se si entendiste el post. Estoy justamente diciendo eso. No quiero al estado metido en la eduación para enseñar ni ninguna cosa, ni lo que quiere Bush, ni lo que quiere Filmus. Educación y política es lavado de cerebro, de eso hablo.

  7. je
    estamos de acuerdo
    solo que me gusta discutir y hago como si estuviera disintiendo. gracias por la rapidez en la respuesta.

    saludos

  8. En realidad lo que se recibe del estado no es educaciòn sino adoctrinamiento. La confusiòn viene por que falazmente se unen dos conceptos que son el financiamientos de las escueals con la fijaciòn de loc contenidos, cosas muy distintas por cierto, esta confusiòn se agrava por la tendenncia de los burocratas a confundir el estado y sus fondos como sifueran de su propiedad y entonces razonan si “yo” pongo la plata entoces se enseña lo que “yo” quiero…lo que en general Filmus y toda esa caterva de colectivistas rojos no se dan cuenta que la plata es nuestra y por lo tanto ellos deberian ser absolutamente neutrales con respecto a su contenido y a s orientaciòn ideologica.
    Bajo esta optica creo que cuando la gente dice Filmus sabe de educaciòn en realidad se refiere a adoctrinamiento con fondos publicos que son cosas muy distintas

  9. Muy buena toda la intervención de Cao en el programa de Grondona. Le puso un par de puntos a Novaresio también. Un lujo.
    Con respect a lo opinado hata el momento, creo humildemente que hay una mezcla con la que no estoy totalmente de acuerdo. La “pata ideológica” que proporciona la escuela en la transmisión de contenidos, diría que es superflua y hasta en cierto modo inocua. La realidad de lo que noto con mis hijos es mas alarmante que eso. Y es que la escuela es mucho mas. Es un microcosmos en el que se recrean todos los vicios y virtudes de la sociedad en la que interactuamos. Y podría decir que la mitad de lo que aprenden los chicos (siendo optimista) proviene de los educadores, y el resto de los pares y de las relaciones o la forma de interacción que institucionalmente se propone o impone.
    Estoy profunadamente convencida, que es desde ese lugar de donde se incorpora todo lo mas virtuoso o espantoso del discurso socialmente correcto.
    Ilustro un poco lo que quiero decir. desde el entorno institucional:el ingreso irrestricto, la exigencia hacia los maestros a nivelar el discurso y los standares de calificación hacia lo que “la media” es capaz de aprehender, la calificación por “concepto” (generalmente vinculado con una cuestión de conducta)son algunos ejemplos claros sobre la concepción que socialmente tenemos acerca del lugar que en nuestra escala de valores le otorgamos al mérito, el trabajo individual, el lugar que ocupa el ser un individuo políticamente correcto en términos de logro, por dar algunos ejemplos.
    Desde el aporte de los pares, y a contrapelo del discurso institucional: el aburrimiento crónico, el desinterés profundo por los contenidos, la desautorización venal hacia todo lo que provenga de la institución, y el culto a la habilidad de simular integración como recurso para zafar, por nombrar algunas. Para mi todo est es ideología pura y de mucho mas alto voltaje que la sarta de estupideces que los maestros desgranan dia a dia sobre, por ejemplo la “nueva historia oficial” (que también influye, claro, pero le achicaría el efecto real)
    Para mi la realidad es que la educación formal se ha transformado en un largo “trámite” que poco aporta en la mayoría de los casos, no importa si se da en el ámbito público o privado, aunque existen notables excepciones, no lo niego.

    No obstante coincido con lo central del post de José. Es una contradicción sostener que un monopolio es garantía de igualdad de oportunidades. No se sostiene desde ninguna de las perspectivas que se lo quiera analizar.
    Sintetizando: preferiría estar discutiendo si el Estado debe intervenir en el sistema imponiendo condiciones obligatorias para todas las partes, o si simplemente particpa a su modo, como un jugador más, sumándose a la oferta. Sobre todo en aquellos lugares en donde no existen iniciativas que cubran esa necesidad. lo otro, lo de la ideología. Habría que cambiar por decreto el cerebro del 60% de los argentinos, y eso, nosotros lo sabemos, no es posible.

    Saludos.

  10. Borré comentarios duplicados. Les cuento que cuando publican un comentario puede ser que no lo vean inmediatamente. Lo que tienen que hacer para comprobar que efectivamente está es apretar F5 para que la página se vuelva a cargar, si no el navegador lee el cache del disco dando por sentado que la página está igual que minutos antes. Muy buenos todos los comentarios, de paso.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: