Tituló Clarín:

Papeleras: La Haya define y el Gobierno apuesta a que pare las obras 30 días

La Haya: rechazan dos pruebas presentadas por los uruguayos

Papeleras: la Argentina ahora no desestima un “empate” en La Haya. Cree que podrían reclamarle a Uruguay otro informe sobre el impacto ambiental

Una dura réplica que fue eje del planteo argentino: “Uruguay actuó de mala fe” La jefa del equipo argentino acusó a los uruguayos de haber ocultado información.

Papeleras: la Argentina dijo que el daño ambiental ya está hecho.

Papeleras: los derechos humanos, nuevo eje de la demanda en La Haya. No habrá planteo sobre la cuestión ambiental, que tiene antecedentes negativos en el Tribunal. En cambio, se reclamará el derecho de la población del río Uruguay a no sufrir daños económicos, sociales ni de salud.

Argentina denunció en La Haya “actitudes ilícitas” de Uruguay.

Tituló La Nación:

Clima de confianza para la espera local
.La asamblea, en el Teatro Gualeguaychú. PARANA.- El canciller Jorge Taiana espera con “gran confianza” la decisión que la Corte de La Haya anunciará hoy respecto de la medida cautelar pedida por la Argentina. Silencio y expectativa del otro lado del río

Taiana se mostró optimista a horas de la decisión de La Haya

Presentan en Europa otra dura advertencia sobre las papeleras

Científicos uruguayos alertan por el impacto de las papeleras

Papeleras: insisten con pedir la paralización de las obras

Tituló Página 12


“Los cortes fueron legítimos”


Los trabajadores de Botnia reclaman más seguridad


“Vos hacé lo que tengas que hacer”


Asambleístas “conformes y optimistas”.
Así se expresaron miembros de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, ante la presentación que el gobierno argentino realizó ante el Tribunal de la Haya

Dijo el Tribunal de la Haya:


14 a 1: “No hay suficiente motivo para una medida provisional de suspender la construcción”

Digo yo:

Romina Picolotti, que fue nombrada Secretaria de Medio Ambiente como premio por su “brillante” presentación en La Haya ¿No debería devolver el cargo?

Categories:

12 Responses

  1. Igual que Quique, cuantos mangos nos costo a todos los argentinos esta “pavadez” de La Haya.
    Si tuvieramos un Presidente normal, se hubiera sentado con Tabaré y hubiera negociado cara a cara lo mejor para las dos orillas.
    Pero no, tuvimos al eterno vividor de la teta del Estado de Bielsa que dejo la impronta de su inútil pezuña y toda la corte y comparsa de patoteros que tenemos en el gobierno que convirtieron algo que se podría haber arreglado civilizadamente en una contienda internacional…!!!
    Eso sí TODA LA FIESTA PAGADA CON LA NUESTRA…y ellos como si nada, no hay un responsable, nadie se hace cargo de sus errores, y que todo siga total…dale que va…!!!

  2. jaaa

    es inevitable alegrarse, pero no porque uno sea malintencionado. Es un partido de futbol donde el mas chico le gano al gigante 14 a 1.

    Uno puede hacer de cuenta que ignora al mundo, pero tarde o temprano la realidad se impone.

    Creo que por primera vez k no va poder insultar a su enemigo, o se animara a decir que en la haya son todos unos corporativos

    saludos liberales, che me estan contagiando hdps.

  3. A mi no me sorprende el fallo; es más, esperaba y quería que fuera favorable a Uruguay.

    Pero lo que es peor es que nos estamos peleando…¡¡¡con Uruguay!!! Sí, justo el país más hermano de Argentina. Ahora espero que los “ambientalistas” y el gobierno se “traguen” el fallo y lo acaten, como debe ser.

    Como se dijo acá, esto se podría haber resuelto de manera más civilizada y nos hubieramos ahorrado muchos dolores de cabeza.

  4. Esta mañana la escuché por radio a la Piculotti explicando qué éxito rotundo para la Argetnina era el 14 a 1, que demuestra a los inversores que poner plata en las papeleras “no tiene futuro”.
    En ese momento pensé que en lugar de dar explicaciones, siendo que ella misma participó de las sesiones de la CIJ, debería estar presentando la renuncia.
    Pero…. esa dignidad ya sabemos que no existe en la órbita pública argentina (del color político que sea, eh!)

  5. voy a hacer de abogado del diablo, no cre que kirchner tenga toda la culpa, aunque es una muestra clara de su ineficiencia.

    Un periodista liberal dijo una vez que el presidente argentino falta a mas cumbres internacionales de las que asiste, creo que k en un principio queria solucionar el asunto por las buenas, de hecho bielsa, canciller en ese momento había llegado a un acuerdo con Uruguay mediante el cual se aceptaba la construcción de las pasteras pero con ciertas condiciones o restricciones.
    Pero subestimaron el asunto dejaron que la gente se exacervara (esta bien este termino?) y al final se les fue de las manos.

    Estamos en un punto en que para una gran parte de la poblacion argentina la sola idea de que uruguay tenga razon es inaceptable.
    Como soluciona K el asunto sin tomar una medida impopular?

    Si admito que es gracioso ver como a K el fenómeno piquetero se le vuelve en contra, cayo en su propia trampa. Escupio para arriba. Se mordio la cola… y tanta metaforas.
    Pero estamos en una situación en que los clamores y mandamiento caprichosos de las masas trascienden al mismo K. Y eso como se soluciona?
    uy que no se entienda que estoy en contra de los reclamos sociales, de hecho me cae simpatico Castell, pero esta costumbre de gobernar mirando las encuestas “rating minuto a minuto” va dejar peligrosas secuelas.

    ya no se me ocurre mas

    saludos

  6. Javier: se escribe exacerba (con b larga), no exacerva. Por lo demás, son los ánimos, no la gente lo que se exacerba.
    Sólo agregaría dos cosas:
    1) En esa kafkiana disputa, dos grandes olvidados fueron las garantías de la propiedad y el derecho de defensa de las propias empresas que podrían haber sido afectadas por un fallo hipotéticamente favorable a la posición de Argentina.
    Nos encontramos con un país (Argentina) reclamando a otro país (Uruguay), que prohíba a terceros (Botnia y Ence) inversiones en curso de ejecución, alegando un futuro e hipotético daño ambiental.
    Si se hubiese acogido la pretensión de Argentina, lo que se resolviera habría sido lo que los abogados llamamos “res inter allios iudicata”; por tanto, sería inoponible a las empresas que no fueron oídas, y que experimentarían millonarias pérdidas pese a haberse ajustado al ordenamiento jurídico del país receptor de las inversiones.
    De generalizarse reclamos como los de Argentina -y de ser aceptados- se desalentaría aún más la inversión en los países de América del Sur, pues no sólo deberían evaluar la seriedad y previsibilidad del país destinatario, sino también de los países vecinos y de la Corte de La Haya.
    2) No faltaron opinadores televisivos que proclamaban, con la seguridad que brindan la ignorancia y la confortante protección de la corrección política, que la carga de la prueba de la inexistencia de daño al medio ambiente recaía sobre Uruguay.
    En otras palabras, para esos genios, las inversiones deben estar en principio prohibidas, salvo que se demuestre que son inocuas desde el punto de vista ambiental.
    Pero si así fuera, ¿por qué limitar ese pretendido principio a la controversia con Uruguay? ¿Es mala la contaminación si eventualmente pueden contaminar empresas extranjeras en Uruguay, pero no si lo hacen empresas nacionales y populares en Argentina?
    Si la preocupación por el medio ambiente fuera genuina (aunque equivocada en los términos en que se plantea), el señor K y sus muchos adherentes políticos y mediáticos deberían postular que en Argentina, cada nueva inversión o emprendimiento deba demostrar en forma previa a su concreción que no causará en el futuro ningún impacto sobre el medio ambiente. Como toda actividad industrial, y todo producto de ella, ocasionan o pueden ocasionar efectos sobre el medio ambiente, esa postura, llevada hasta sus últimas consecuencias, conduciría a la prohibición lisa y llana de todo emprendimiento industrial.
    La revolución industrial -y el nacimiento del mundo moderno- no se podrían haber llevado a cabo, si en el siglo XIX hubiesen existido los desvelos “ecologistas” que ahora forman parte de la educación primaria de los niños.
    3) La solución económicamente racional, es considerar a la contaminación como un costo externo derivado de una insuficiente regulación de los derechos de propiedad, y procurar, a través de medidas legislativas, internalizar los costos externos, de modo que para las empresas, el costo marginal de la contaminación sea igual al ingreso marginal que genera la actividad contaminante. Es imposible que una actividad industrial no contamine, pero puede reducírsela a niveles tolerables.
    Pero ese es un tema cuya extensión excede el propósito de este comentario.

  7. Tengo la horrible sensación de que no hay límite para el ridículo, y que esto no termina acá.
    Se acatará el fallo y cesarán definitivamente los cortes?. Lo dudo.

  8. Sumándome a lo que dice Julio, no vivimos de la naturaleza sino del artificio. El culto a lo natural por oposición a lo artificial es anti-humano. En parte al menos, porque siempre hay una ventaja implícita para quién esgrime ecologismo en lugar de conservación racional, que sólo se logra con propiedad privada. En general esa ventaja es política, a veces es sólo consuelo a la autoestima de los envidiosos. Dí una charla hace un tiempo en una mesa redonda sobre medio ambiente que titulé “Tomando partido por lo artificial”, la voy a buscar y colgar en el blog.

  9. El tribunal dijo lo que cualquier tipo con dos dedos de frente podira haber dicho y la dirigencia arg. quedó desnuda y victima de su propia inutilidad para manejar una crisis vecinal. Obvio que nadie puede probar la contaminación producida por algo que todavia no existe. este es fue y sera un problema tecnico que deben solucionarlo los ingenieros, por otro lado este problema esta ya solucionado en todas las ciudades del mundo que cuentan con instalaciones similares en sus inmediaciones, tengo entendido que en Boston hay 3 . Lo unico que el gobierno argentino puede y debe exigir es que la tecnologia empleada sea la que dicen que van a emplear y que esta cumpla con las normas aceptadas al efecto. Es decir solo se podrá verificar, una vez que las pasteras esten funcionando que cumplan con las especificaciones teoricas y si no cumplen solicitar la remediación que repito es un problema teconologico que ya esta resuelto solo hay que verificar que se aplique la solución correcta.
    Esta tendencia a politizar las mas elementales cuestiones objetivas nos va a llevar un dia a decretar el derecho que tienen los hombres a volar al igual que los pajaros y que el estado debe proveer los medios para dar cumplimiento a semejante disparate…
    Debo confesar que que el fallo me alegro por que quiere decir que la lokura es patrimonio nuestro solamente..espero que algún dia nos contagiemos un poco del sentido comun que impera en el mundo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: