El matrimonio K está elaborando otras iniciativas en pos de la “gobernabilidad” para presentar al Congreso, luego de habilitar al presidente a legislar y al jefe de gabinete a hacer lo que quiera con el presupuesto.

Voceros oficiosos nos aseguran que en el laboratorio kakista se está cocinando la posibilidad de que los diputados y senadores sean elegidos directamente por la primera ciudadana. Una variante de esta idea es el dictado de un DNU (con sigla no suena tan mal ¿no?) que establezca que para ser diputado o senador hay que presentar un certificado de defensa de los derechos humanos, el que se obtendrá con algún documento fotográfico o de otro tipo que muestre al candidato blandiendo un fusil o encendiendo la mecha de alguna bomba para alguna organización idealista como ERP, Montoneros o Al Qaeda para los más jóvenes.

En materia de reformas penales también hay en elaboración proyectos para una Argentina más en serio. Por ejemplo, teniendo en cuenta que los delincuentes son víctimas de la sociedad (salvo los delincuentes fiscales claro), los expedientes penales en curso serán visados por las Madres de Plaza de Mayo, de forma tal que los denunciantes, si el reo resultare condenado, sufrirán la pena que correspondía a éste aumentada en un tercio. En cambio el condenado será liberado con una indemnización que será pagada por la Secretaría de Derechos Humanos del señor Eduardo Luis Duhalde. En una segunda etapa los jueces también deberán obtener el certificado de defensa de los derechos humanos que se le exigirá a los parlamentarios.

También se está preparando la batería de argumentos para sostener todas estas reformas: Aníbal Fernandez dirá que los que se oponen son unos estúpidos. Alberto Fernandez dará una conferencia de prensa para demostrar que los que dicen que con estas reformas se acaba la ley y la república, son unos brutos ignorantes que sólo saben recurrir al agravio porque carecen de imaginación para construir una oposición seria. Cristina Kirchner, la primera ciudadana, esta lista para agitar pulseras y con sus labios un poco más gorditos que antes recordar que la oposición es menemista y del Proceso.

¿Qué creían que este presidente no estaba preparado para enfrentar a tantos intereses?

Categories:

One response

  1. Insisto, un día de estos nos levantamos y nos enteramos de que las garantías constitucionales sólo rigen para los ex montoneros y afines. Y a nadie se le mueve un pelo, está todo pipí cucú.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: