El gobierno argentino no debate sus iniciativas más dictatoriales, como por ejemplo la de ésta semana otorgar para siempre al jefe de gabinete la facultad (prevista para casos de emergencia), de reasignar partidas que el Congreso había determinado al dictar el presupuesto (en otros términos, legaliza la malversación de fondos públicos. Ver art. 260 del Código Penal). Lo que hace en lugar de discutir es invalidar y descalificar.

Ayer Elisa Carrió en Fuego Cruzado describió con claridad esta metodología comparándola con la del marido golpeador que le niega a la propia víctima el que la haya golpeado. Faltó concluir que la discusión de la mujer con el marido pierde sentido, sólo cabe romper el vínculo y protegerse. La oposición deberá actuar sin discutir, porque ponerse a responder las invalidaciones y descalificaciones es caer en el juego de entretenerse con la pelota que está fuera de la cancha que es a donde el oficialismo la mandó.

Los argumentos oficiales son los que de verdad son ridículos. Convertir en permanente un estado de emergencia es algo que ningún ejercicio de imaginación interpretativa podría permitir. El único juego que cabe a la oposición para proteger el sistema amenazado es obstruir la decisión dentro y fuera del Congreso, dentro y fuera del país. De lo contrario quedará paralizada como la mujer golpeada a la que el marido le dice que jamás la golpeó.

Es interesante preguntarse por qué un gobierno que tiene el Congreso a sus pies se toma el trabajo de hacer esta reforma que le permita ni si quiera pasar por el Congreso para modificar el presupuesto a su antojo. No es por falta de votos necesarios. Es evidente que el único propósito es el de esconder la operación, hacerla más obscura y alejarla de la luz pública. Mientras se gasta cada vez más dinero en publicidad oficial, se busca hacer menos públicos los actos de gobierno. Ningún déspota quiere ser observado.

Categories:

3 Responses

  1. Me parece que esta gente está completamente cebada. Nunca les interesó ni la república ni sus instituciones, pero por lo menos hasta hace unos años guardábamos las formas democráticas. Ahora ya ni siquiera disimulan.

    Y lo más preocupante es que a nadie, pero a nadie, se le mueve un pelo. Sinceramente da risa que la ex gorda Carrió haya devenido en la Campeona de la Defensa de la República.

    Me pregunto dónde está la indignación moral de los que se rasgaban las vestiduras en los 90, dónde está el horror de Mónica y César, del director de noticias de Canal 13, que se la pasaba dando discursos en cada entrega de los Martín Fierro, de tantos otros Gigantes Democráticos, abanderados de la defensa de pobres y ausentes. Nunca les interesó un pepino ni las instituciones, ni la corrupción, ni los pobres. Siempre fueron excusas para atacar un modelo de país que no les caía bien ideológicamente.

  2. Luis…diria que la gente esta lobotomizada.

    El problema que la supuesta oposiciòn tambièn esta en la joda por que el recurso más simple que hay es ni siquiera tomar parte en el debate ni participar en la sesiòn en donde se tratràn temas que no deberian ser tratados y por lo tanto esas sesiones no deberìan llevarse a cabo…si se quedaran ellos solos en la cámara por mas mayoria que tengan el tema se termina por que supongo (no sere un optimista?) que a tanto no se van a animar.
    En sintesis queda el recurso de la abstenciòn , pero eso significa compromiso…una palabra que no figura en el léxico de ningún politico actual

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: