Uno de los pilares de la llamada “construcción de poder” del kirchnerismo ha sido reeditar divisiones del pasado. Un viejo consejo maquiavélico seguido por parte de los nuevos invocadores del mito de la nueva política.
Ante la sospecha de que la ilusión setentista pueda perder efecto (sobre todo que salvo el fusilamiento mayor avance sobre los derechos de los militares no podría haber)el gobierno lanzó anoche una nueva ola de divisiones al presentar un proyecto para legalizar el aborto, la tenencia de drogas para uso personal y reducir el castigo a la eutanasia. Esta mezcla de cuestiones qué sólo tienen en común su capacidad de capturar la atención como fuegos de artificio y provocar divisiones, pone al descubierto las intensiones políticas detrás de la iniciativa.

Categories:

2 Responses

  1. Jose:
    supongo que la extraña sonrisa que esboza el tio Niccolo (cual Giocondo) es por lo mucho que todavia les falta aprender de`´el a todos estos aprendices en el arte de viejo arte de manipular sutilemnte….son tan predecibles y trasnparentes en sus inteciones que francamente llama la atenciòn que la opinion publicada destine, segundos y centimetros a comentar semejantes desatinos, salvo que sean cómplices …

  2. Es cierto, no nos engañan con respeto. Es que la vida fácil tiene como consecuencia el achanchamiento. Los muchachos se acostumbraron a trucos tontos, porque el público es poco exigente.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: